jueves, 23 de octubre de 2008

De la Gallescuela al Galibanismo hay un decreto

Antes de nada os rogamos encarecidamente que nos disculpéis el ejercer el pequeño impass que supone este artículo, pues sabemos que muchos de vosotros estáis esperando como agua de Mayo el remate de nuestro -modestamente dicho- espectacular especial La ruta de los cuadernos mojados, al igual que la crónica de la manifestación patriótica del pasado domingo; pero muy a pesar de las exigencias editoriales de un medio como el nuestro nos sentimos obligados a seguir adelante con nuestra acción de denuncia de las imposiciones lingüísticas en el territorio denominado Comunidad Autónoma de Galicia (autónoma, pero subsidiada por España como la que más), y nombradamente de la imposición del dialecto gallego sobre sus españoles ciudadanos.

TGCG busca remover conciencias y motivar una serena reflexión sobre las infames Gallescuelas, de las cuales son víctimas alrededor de un millón de ciudadanos gallegos que ya cuentan con uno de estos centros de adoctrinamiento 0-3 en sus poblaciones, según un reciente estudio de la Vicepresidencia de la Junta, dirigida por el reconocido españolófobo Ángel Quintana (así es; como la Wikipedia, TGCG se edita en español, y en español ese es su único nombre).

El hirviente interés en la expansión de estas guarderías públicas vejatorias, según se demuestra en el mismo estudio, sólo puede subscitar la preocupación de TGCG y de unos padres cuyo máximo interés radica en una educación de calidad para los niños y en la libertad de negarse a que sus retoños entren en contacto con otros niños de raigamen nacionalista/independentista y hablantes de jergas paleodialectales.

El BNG reivindica como logro propio la creación de este sistema de aleccionamiento infantil, PP y PSOE (no sólo por omisión sino por acción) se lo felicitan y agradecen. Preocupante es esta connivencia dantesca con los propósitos de los galertzales, para los cuales la «liberación nacional de Galiza» encuentra su lógico abrevadero de militantes entre niños de 0 a 3 años (muy vulnerables al carecer aún de gran parte de la capacidad de raciocinio que los protegerá ya en su edad adulta). Pero más preocupante es todavía (si cabe) en lo que pueden transformarse esos centros en el futuro. TGCG teme que pronto pueda llegar un giro, y pasar de las palabras (en dialecto gallego) a la acción directa.

TGCG quiere exponer ante los ojos de la sociedad española su verdadera preocupación, sintetizada por nuestro equipo de diseñadores gráficos en el siguiente fotomontaje de lo que podrían ser las Gallescuelas del futuro, los centros de adiestramiento de generaciones enteras de Galibanes:


Premonición? No lo sabemos. Exageración? No lo creemos. Hoy será el obligar a nuestros niños a cantar en pie el himno gallego (ese que llama imbéciles ignorantes a los Españoles Honrados). Mañana... quien sabe. Pero aún queda un atisbo de esperanza: Detener en nombre de la Libertad esta locura... antes de que sea demasiado tarde.

domingo, 19 de octubre de 2008

La Ruta de los Cuadernos Mojados (I o prólogo)

Leer anterior | Leer siguiente

Sí señores, como anunciábamos en la anterior entrada volvemos, y con fuerzas renovadas para denunciar el régimen linguocrático que los nazionanistas imponen en Galicia, en contra de de lo que dicta la Constitución que nos hemos dado entre todos, y apoyar todas las iniciativas que luchan a favor de nuestra única lengua común. Pero no somos los únicos y creemos que es nuestra obligación dar el reconocimiento necesario a esas personas y organizaciones. A la espera de la llegada de nuestros enviados en la manifestación de este domingo les ofrecemos la primera parte de la entrevista.

Hace un mes el periódico El Mundo, siguiendo su encomiable misión de denuncia de la persecución lingüística en todos los rincones de nuestro país que están a merced de la barbarie nacionalista, dedicaba un especial a las víctimas de la imposición lingüística en la Comunidad Autónoma de Galicia. Se relataba en ese artículo el calvario de padres y profesores martirizados por el gobierno de la Xunta por cometer el mayor pecado capital en la doctrina del nacionalismo galleguista: Querer una enseñanza de calidad en la lengua común. Pero también, como en todos los episodios de resistencia ante la imposición, se vislumbraba el ingenio y la fuerza del espíritu humano que es capaz de encontrar salidas. Esas historias han conmovido el espíritu de quienes administramos esta página, y consideramos que nuestro compromiso cívico es dar a conocer la labor de esos héroes de la lucha contra el nazi-onanismo obligatorio. Para eso nada mejor que una entrevista con los esos defensores anónimos de la libertad....

LA RUTA DE LOS CUADERNOS MOJADOS

La verdad sobre el tráfico de libros de texto en español para que los niños gallegos puedan estudiar.

No es fácil llegar hasta él. Después de dos semanas de gestiones, correos electrónicos, alguna llamada telefónica, y una reunión informal en un céntrico café de Vigo con unos valientes padres, conseguimos un número de teléfono móvil. Al otro lado una voz de hombre habla de forma cauta pero tranquila mientras aclaramos nuestras intenciones y concierta una cita sólo cuando le aseguramos que no llevaremos cámaras. "No es por mi, es por mis hijos", dice. No podemos hacer otra cosa que concederle ese derecho de privacidad a alguien que arriesga tanto por los demás.

El lugar acordado es el parque público de una pequeña villa a unos kilómetros de Madrid. Parece un lugar excelente para vivir, con buenos servicios públicos y privados y una calle principal nueva; las autoridades se lo pueden permitir: no tienen que mantener artificialmente una lengua con los impuestos ciudadanos. Es horario de oficina y en el parque sólo pasea una pareja de jubilados, nuestro hombre espera delante de la fuente mientras da de comer a las carpas.

–Hola– nos estrecha la mano con fuerza; es un hombre de mediana edad, con un corte de pelo funcional y una constitución que denota una vida de trabajo duro, viste de manera sencilla con camisa y pantalones vaqueros; siempre mira con ojos verdosos a su interlocutor. No deja de sorprender que gracias a una persona tan sencilla algunos niños gallegos puedan seguir estudiando. –Perdonad el paseo en coche, pero toda precaución es poca.– Le aseguramos que lo entendemos perfectamente, pero también preguntamos si ha tenido algún disgusto por eso. Se encoge de hombros: –Nunca se sabe, ahora los socialistas colaboran con ellos y no sabes de que pie cojea tu vecino.– Hablamos un poco más sobre el viaje, y mientras nos sentamos en una mesa de parque comenzamos con la entrevista.

· (TGCG) De primeras queremos dejar clara nuestra admiración por su trabajo.

· (Ciudadano anónimo) Muchas gracias, pero no soy sólo yo, son muchas personas las que están implicadas en esto. Yo soy uno más.

· Pero nos han dicho que usted es el que comenzó, el origen de la «organización», por llamarla de algún modo.

· Bueno, sí. Se puede decir que fui el primero en moverme, pero no lo considero un mérito.

· ¿Por?

Porque que haya sido yo el primero fue una casualidad. La situación es tan grave y terrible que ya existía una masa de personas que en cualquier momento podían dar el paso para organizar algo así. La idea ya estaba en la cabeza de mucha gente, incluso ya existían algunas iniciativas a título individual.

· ¿Ah sí? A nivel familiar supongo...

· Sí, al principio sí. Alguien de entera en una reunión familiar, o hablando por teléfono, de que los niños gallegos realmente no pueden estudiar en la lengua común y claro, se preocupa. Algunos niños vuelven de sus vacaciones con un libro o dos más en la maleta, o la tía o el primo de visita en Semana Santa lleva unos pocos en su equipaje.

· Claro, todo limitado al ámbito familiar.

· Sí, es lo normal. Y no deja de ser loable. La familia es lo primero, lo más importante y por eso no es raro que uno se arriesgue primero por los de la propia sangre. Si me permiten decirlo, es una muestra de que esto no es más que otro paso en la destrucción de las familias. Son las primeras en notarlo.

· ¿Qué quiere decir?

· Mírenlo de esta manera: Divorcio Express, aborto, Educación para la Ciudadanía, matrimonio entre homosexualitas...

· Sí, parte del plan del Gobierno Zapatero durante su primera legislatura...

· La que será recordada como el inicio de la infamia. Pero no se pueden contentar con eso, no. Si tenían una herramienta de destrucción de la sociedad, como un dialecto minoritario, que llevan años usando para secesionar a unos españoles de otros con gran eficacia era sólo cuestión de tiempo que lo usasen enfocado a las familias. Los niños educados en las ikastolas, en las galescolas gallegas, y en general en los sistemas educativos antiespañoles, nunca llegarán a dominar completamente la lengua de sus padres, se alejaran un paso más de la tradición y cultura españolas, aunque no quieran adoptar la farsa sustitutiva ofertada por el nazi-onanismo.

· ¡Evidente! Pero no puede ser sólo eso...

· Claro que no, es una pieza más de un plan más complejo. Pero yo soy una persona sencilla, en ocasiones pienso en esas cosas, pero prefiero dejárselas a los que saben. Y no me refiero a los políticos, bueno, no a todos los políticos. Hay algunos que hablan bien y que se empiezan a mover, pero ya ve, sólo después de que nos movamos nosotros.

· Le entendemos. Si nos lo permite nos gustaría saber algo más sobre como comenzó todo, como se organizó y como funcionan ahora. Para empezar, ¿cómo surgió la idea?

· Como le decía, algunos de mis amigos tienen familiares en Galicia. Yo no tengo, pero el tema no me es ajeno. Leo el periódico y escucho la radio, tenia una idea aproximada de cómo estaban las cosas. Claro que no me podía imaginar hasta que punto las cosas se habían descontrolado: ¡No tener libros en castellano para que tus propios hijos estudien como es debido! Tengo dos hijos, uno de nueve y otro de quince. Somos una familia humilde, pero ellos han salido muy estudiosos, seguro que llegarán a algo más que su padre. Han podido estudiar, e irán a buenas universidades, gracias a sus notas y a su alto nivel de inglés. Podrán trabajar en cualquier lugar de España o incluso en Europa si quieren. Ese tiene que ser el sueño de cualquier padre normal, digo yo.

· Por supuesto, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos.

· ¡Pero los niños gallegos no pueden! ¡Los niños y los padres! Tienen que estudiar en gallego, que no sólo no les sirve para nada, ya no digo fuera de Galicia, ¡Fuera del campo gallego! ¿Por qué en las ciudades no se habla, no?

· En ninguna, en ninguna. Claro, las personas mayores que llegan del agro, pero es comprensible y se adaptan educadamente. Y bueno, Santiago de Compostela es una excepción, pero allí lo hablan los nacionalistas.

· Claro, claro. Pues esos niños no van a saber castellano, y van a estudiar mal. Porque en su casa sus padres, que quieren lo mejor para ellos, les van a hablar en su lengua, y en colegio les van a castigar y van a perder oportunidad para aprender y progresar en la vida. Y yo tengo dos hijos, ya se lo he dicho, y como padre no podía pensar en otra cosa. ¿Y si fueran mis hijos? ¿Y si por trabajo me destinan a Galicia y mi familia se viene conmigo?

· Los empresarios de Galicia ya han denunciado que tienen problemas por eso mismo. Muchos no quieren venir a trabajar por eso mismo.

· ¡Y es lo normal! Todos queremos lo mejor para nuestras familias. Por eso durante esa época pensaba mucho en el tema. Un DIA decidí que tenia que hacer algo, y el detonante fue ese. A un gran amigo no le quedó más remedio que desplazarse con toda la familia a La Coruña y una semana antes de marchar tuvimos una conversación que me empujó definitivamente. Él ya se había puesto en contacto con algunas organizaciones que defendían los derechos de los niños y de los padres, Tan Gallego como el Gallego...

· Nuestra organización hermana, sí.

· Y Galicia Bilingüe, y La Mesa por la Libertad. Sabia de más padres preocupados, pero no sabia que hacer. Me contaba todo esto en la sobremesa de la cena, con un buen vino, pero no disfrutaba de él. Y entonces yo le dije algo que me ha complicado la vida, pero de lo que no me arrepiento.

· ¿Qué le dijo?

· Le dije: "Tú eres mi amigo, tus hijos son como míos. Y voy a hacer algo por ti, y no sólo por ti, por todos esos niños gallegos y sobretodo por esos padres, que tienen que estar tan destrozados como tú". Me preguntó qué quería hacer, qué podía hacer. Yo le respondí, sin pensarlo más: "Tengo una camioneta, la antigua del trabajo, se me ha quedado pequeña, pero tiene mucha capacidad. Mañana vas a hacer unas llamadas a tus amigos en Galicia y les vas a decir que en una semana tienen que tener una lista de los libros que necesitan. Llenamos la camioneta y tú y yo nos plantamos en La Coruña con los libros". Se le iluminó la cara, y yo ya sabia que teníamos que hacerlo.

· ¿Así de sencillo? Que valentía...

· Bueno, al final no fue tan sencillo. Pasamos el resto de la noche trazando unas buenas rutas por carreteras secundarias. Sabíamos de oídas como se las gastan los galertzales: atentados, amenazas y que para ellos los niños no son más que otra herramienta en su juego mortal. Teníamos que andar con cuidado. No podíamos confiar en nadie.

· Sí, están en todas partes. A Mesa pola Normalización, los terroristas de Resistência Galega, los del Bloque, las llamadas Equipas de normalización, la AMI...

· En su página ya habíamos leído que tenían infiltrados en la Guardia Civil, en la policía...

· Sí, gracias al Bloque. Ya no sabes lo que te puedes esperar en un control de tráfico. Puede ser un faro roto y que te pongan una multa, o que lleves la E nacional o un alegre toro y que te peguen una paliza hasta dejarte inconsciente en la cuneta.

· Que barbaridad. Pues por eso mismo, éramos padres de familia y teníamos miedo. Pero no podíamos quitarnos de la cabeza nuestra promesa y lo mal que lo tenían que pasar los padres gallegos. Así que hicimos las compras en varias librerías de todo Madrid, con cuidado de no comprar grandes cantidades.

¿Desde el principio tuvieron esas precauciones? ¿Hasta en Madrid?

· Sí, claro. Aunque aquí gobiernen los nuestros esto está plagado de colaboracionistas con los nazis. Progres... de mierda si me lo permite. Que han vendido España y sus hijos por una pizca de poder.

· Que asco, y que terrible que hasta en la capital de la Nación uno tenga que ocultar su patriotismo.

· Y que lo diga, pero ya volvemos a los temas políticos. Y yo no me siento cómodo con la política, hay cosas que no entiendo, soy de la vieja escuela: hay cosas con las que no se juega, que no son discutibles. Y España es uno de esos temas.

· Totalmente de acuerdo. Pero no se preocupe, mejor háblenos de ese primer cargamento...

[...]


Leer anterior | Leer siguiente

viernes, 17 de octubre de 2008

miércoles, 15 de octubre de 2008

Renacer



No podemos seguir callados. La inmundicia de algunos nos obliga. La fé en España nos obliga. Porque amamos a España y a sus regiones, llámense Madrid, Galicia o Isla Perejil. Todos sus habitantes, llámense madrileños, gallegos/galicianos o islaperejilencos, tienen los mismos derechos: el derecho a no hablar en dialecto gallego, a no ser atendidos NUNCA en dialecto gallego, a que sus hijos no tengan que escucharlo en la tele, en muñecas ni mucho menos en el cole. El español es, por definición, el idioma de los españoles, sean de los Honrados o no. Y punto.

Una vez que el PP ha roto la falta de consenso en cuanto a la condena del franquismo (sinvergüenzas, aunque no todos), o que empresas patriotas desmienten atemorizados por los galertzales su propia defensa a la unidad lingüística común e indivisible de todos los españoles, o que nuestros máximos representantes (gallego tenía que ser) ultrajan nuestras festividades nacionales, TGCG resurge de sus cenizas cual Ave Fénix para coser los jirones de lo que algún día fue nuestra bonita bandera, hoy reducida poco más que a un trapo con alguna propiedad inflamable.

Encerrad a vuestros hijos, agarraos a la butaca y preparaos para lo peor: TGCG vuelve a andar suelto y muy cabreado. Y por eso nuestra primera gran acción será nuestro apoyo inequívoco a la concentración orquestada por la Mesa Por La Libertad Lingüística que tendrá lugar este sábado en La Sometida Ciudad de La Coruña, sumándonos así a otros importantes colectivos como puede ser el Foro Ermua y a muchos más Españoles Honrados.