jueves, 28 de febrero de 2008

¡LIBERTAD!

¡Alegria!

¡Albrícias!

¡Ha llegado la hora!

Esta página comprometida con la libertad lingüística y contra el guetto nazi-onanista ha despertado de su largo letargo al escuchar el grito combativo proclamado por nuestros hermanos de Galicia Bilíngüe. ¡La Cruzada Lingüística ha comenzado! ¡La Cruzada Lingüística contra los régimes linguocratas que tiran con fuerza poseida de los extremos da nuestra gran nación para despedazarla!.

Las filas de los camisas pardas separatistas tiemblan al ver que los cimientos de barro de su régimen de exclusión social se tambalena ante el embate ferreo y seguro de los padres, profesores y gentes comprometidas con la libertad. El orgullo hincha nuestros pechos al contemplar como los verdaderos españoles toman porfin las calles de esta nuestra Galicia, convocados por nuestras asociaciones hermanas. Y las lágrimas de alegria y delícia humedecen nuestras mejillas al contemplar como los valientes manifestantes de la Mesa por la Libertad Linguística hacen suya el símbolo que nosotros hemos propuesto para representar el compromiso con la defensa de la única lengua perseguida de nuestro pais. El lazo roji-gualda relució en la primera concentración en la ciudad de La Coruña, demostrando que todos nosotros, todos los que deseamos la verdadera libertad para hablar español en España, somos los mismos sin importar las siglas que empleemos.

Esas concentraciones masivas y multitudinarias, que ridiculizan los violentos y minoritarios intentos de boicot por parte de las manadas de pubéres enajenados por el discurso del nacionalismo, son un canto a la nación española, garante de la igualdad entre todos sus hijos. Llenan hasta la bandera los mejores anfiteatros y las más gallegas plazas de nuestras ciudades, despertando cada viernes la consciencia de los transeuntes. Y es por eso por lo que no podemos abstraermos de esas orgullosas concentraciones. La obligación de todo español comprometido con la verdadera libertad, comprometido con el sentido común que ha imperado durante tantos años – porque nosotros estamos a favor del gallego, pero dentro de un orden marcado por la lógica y la sensatez, de las que nunca hemos carecido los gallegos- es acudir a esas fiestas de afirmación de la voluntad para no doblegarse antes las pretensiones de los galleguistas. Es de imperativo moral estar allí para demostrar que somos la mayoria. Acudamos en familia -esa que tanto odian ellos- a demostrar nuestro compromiso, llevemos a nuestras mujeres y a nuestros hijos -los más amenazados por la abducción nacionalista en las ikastolas de Angel Quintana- para demostrar que unidos somos invencibles. Y así realizaremos dos manifestaciones en un dia: Al pasear orgullosos de nuestra condición de españoles y gallegos por las zonas comerciales del centro de la Marineda y los Cantontes de Jose Antonio estamos problamando una defensa de la libertad lingüística encarnada en el derecho a hablar español -la única lengua que nunca fué lengua de imposición, como bien nos recordó en su momentos nuestro Soberano- y una defensa de la institución que es pilar de nuestra sociedade. Porque si el castellano es nuestra patria común, la familia es nuestro baluarte.

Por eso, y por mucho más, esta página se adhiere sin reservas y con entusiasmo renovado este movimiento y a la convocatoria -más urgente que nunca ante la cercania de las elecciones en las que decidimos el futor de la nuestra libertad- del próximo viernes. La convocatoria 5 de 5 de la Mesa por la Libertad Lingüística será memorable, de eso estamos seguros.

¡LIBERTAD! ¡LIBERTAD1 LIBERTAD1